Blog

Actualidad

Normas FIS de seguridad en pistas de esquí

3 Noviembre, 2015

¿Qué son las normas FIS?

Las normas FIS son un código ideal y moral de conducta para el esquiador en busca del sentido común y la responsabilidad, con el objetivo de evitar accidentes en la pista haciendo así un entorno más seguro. Se trata de un modelo de conducta que deben conocer todos los esquiadores. Su no respeto puede conllevar responsabilidades civiles o penales.

Normas para la conducta de los esquiadores alpinos y snowboarders

1. Respeto. El esquiador debe saber comportarse de forma que no ponga en peligro a los demás, siendo único responsable de su conducta.

2. Control y comportamiento. El esquiador debe controlar la velocidad en consonancia a su destreza y forma de esquiar, adaptándose a las exigencias del terreno y al tráfico presente. De esta manera se evitarán accidentes o colisiones inesperadas.

3. Elección de la ruta adecuada. El esquiador que baje debe elegir el camino más adecuado que no ponga en peligro a los esquiadores situados delante. Aunque se trata de un deporte de evolución libre, el esquiador que está delante tiene preferencia.

4. Adelantamientos. El adelantamiento es libre, y puede realizarse por cualquier lado, pero siempre dejando espacio suficiente para evitar colisiones con el esquiador adelantado.

5. Entrada en la pista. El esquiador que entra o reanuda su marcha en la pista debe mirar hacia todos los lados para asegurarse que su entrada no ponga en peligro al resto de los esquiadores.

6. Evitar pararse en la pista. Todos deben evitar pararse en lugares estrechos o poco visibles de la pista, al no ser que exista una necesidad. Si hubiera caída en estos lugares, el esquiador debe dejar libre el tramo lo antes posible.

7. Subida y bajada a pie. El esquiador que suba o baje a pie debe hacerlo por el lateral de la pista. Moverse al contrario de la circulación general puede generar dificultades a los esquiadores.

8. Respeto a la señalización y al balizaje. El esquiador es libre de elegir la pista según su grado de dificultad, pero respetando sus señalizaciones.

9. Prestación de ayuda. Todo esquiador debe prestar ayuda en caso de accidente. Se deben prestar primeros auxilios al accidentado, informar al servicio de salvamento y señalizar el lugar del accidente.

10. Identificación en caso de accidente. Tras un accidente, tanto esquiadores como testigos, deben intercambiar datos para favorecer la investigación y ayudar en la redacción de un informe sobre el accidente.

En definitiva, un modelo ideal de conducta para los esquiadores, snowboarders, u otros que se deslicen por la nieve, cuyo objetivo es evitar accidentes en las estaciones de esquí alpino, donde practicar el esquí y el snowboard.

ABONO SKI PIRINEOS

Fácil y seguro

Comprar

METEO



ESTACIÓN
Remontes
KM esquiables
Pistas abiertas

WEBCAMS