Blog

Actualidad

Cómo debe ser la alimentación de un esquiador

20 Marzo, 2016

El esquí es un deporte aeróbico donde el consumo energético es similiar a otros deportes como la marcha o las carreras de fondo. En cualquiera de las modalidades de esquí se mueven grandes grupos de músculos, y más o menos a partir de la hora de práctica, el cuerpo empieza a consumir reservas energéticas. Otro factor que interviene en la alimentación de un esquiador es la pérdida de líquidos ante la necesidad de estar muy abrigado y aumentar la sudoración.

Aunque de forma particular la dieta puede sufrir cambios dependiendo de la duración, técnica utilizada e intensidad del ejercicio, ésta comienza con un generoso desayuno.

Completo y nutritivo

Es muy importante para un esquiador comenzar el día con un buen suministro energético que podemos dividir en cuatro grupos alimenticios:

  • Hidratos de carbono. Esenciales para cualquier deportista, tienen la capacidad de reponer el glucógeno consumido una vez finalizada la actividad. Se pueden incluir en el desayuno con el pan, los cereales, galletas, mermelada y miel.

  • Proteínas. Además de los hidratos, el esquiador va a necesitar alimentos proteínicos como los lácteos, jamón serrano, huevos cocidos o tortillas de atún.

  • Grasas. Éstas, por supuesto, no deben ser saturadas, sino las que se encuentran en los frutos secos, los quesos curados o la mantequilla.

  • Vitaminas y minerales. La sudoración provoca la pérdida de minerales y vitaminas, por lo que a los alimentos anteriores hay que añadir frutas y zumos para completar el desayuno y comenzar el día con fuerza.

Alimentación durante el ejercicio

Si la práctica de este deporte se demora unas horas, habrá que reponer fuerzas con tentempiés como frutos secos, barritas energéticas, chocolate y, sobre todo, líquidos cada media hora para reponerse del efecto de sudoración.

Alimentación después del ejercicio

Mover todos los músculos del cuerpo produce un agotamiento especial, por lo que una buena nutrición deportiva debe finalizar con una última comida que permita recuperar los nutrientes perdidos. Las sopas y los caldos, además de regular la temperatura corporal, proveen al cuerpo de líquidos y minerales. El arroz, la pasta o las patatas hacen lo propio con los hidratos y para recuperar proteínas se recomiendan los pescados y carnes a la plancha acompañados de ensalada.

Somos lo que comemos, especialmente cuando hacemos deporte. Y una dieta como esta asegura un mayor disfrute de la práctica del esquí.

 

FORFAIT ONLINE

Fácil y seguro

COMPRA Y RECARGA

METEO

PARTE DE NIEVE CANDANCHÚ-ASTÚN


ESTACIÓN
Remontes
KM esquiables
Pistas abiertas

ALOJAMIENTO

WEBCAMS

La Estación

100 kilómetros esquiables

Candanchú y Astún crean un "dominio esquiable único" 

La Estación

La estación de esquí para los niños

Candanchú y su pista grande es un auténtico paraíso para los niños.

Alquiler de material

La solución para no dejar tirados los esquís

¿De verdad vas a seguir cargando tus esquís todos los días?